• Inicio
  • Noticias
  • Científicos ganan Nobel Química por trabajo para resolver problemas de la humanidad
Científicos ganan Nobel Química por trabajo para resolver problemas de la humanidad
03 / 10 / 2018

Los estadounidenses Frances Arnold y George Smith, y el británico Gregory Winter compartirán el premio Nobel de Química 2018 por su trabajo que mostró a científicos y desarrolladores de fármacos cómo forzar la evolución de las proteínas.

Los investigadores han ?tomado el control de la evolución y lo han hecho con el propósitos de darle el mayor beneficio a la humanidad?, dijo la Academia Real de Ciencias de Suecia en un comunicado.

Los tres científicos evolutivos a aplicaron los principios de la evolución a la ingeniería química con el fin de producir combustibles más limpios y nuevos medicamentos tendientes a tratar algunos cánceres y enfermedades autoinmunes.

Arnold, profesora de ingeniería química en California Institute of Technology, trabajó para dirigir la evolución de las enzimas, las proteínas que aceleran las reacciones químicas en las células y tejidos del cuerpo, recombinando los genes que producen las enzimas para después ver que combinaciones producían los efectos más promisorios.

Su equipo de investigación ha desarrollado enzimas que transforman los azúcares simples en isobutanol, una sustancia rica en energía utilizada en la producción de combustibles y plásticos biodegradables.

La otra mitad del Nobel será compartida por Smith, profesor emérito de biología en University of Missouri, y Winter, del MRC Laboratory of Molecular Biology de Cambridge, Reino Unido.

En 1985, Smith desarrolló un método para usar un bacteriófago --un virus que infecta las bacterias-- para desarrollar nuevas proteínas. Ese método, conocido como visualización de fagos, fue utilizado por Winter en la evolución dirigida de anticuerpos, los cuales combaten las enfermedades, con el objetivo de producir nuevos productos farmacéuticos.

El primer fármaco basado en un anticuerpo humano y creado con este método se llamó Adalimumab y fue aprobado para su uso en 2002 para tratar la artritis reumatoide, la psoriasis y las enfermedades inflamatorias del intestino, dijo la academia.

Desde entonces, la visualización de fagos ha producido anticuerpos que pueden neutralizar toxinas, contrarrestar enfermedades autoinmunes y curar el cáncer metastásico.

.
Elaborado por Sentido Común